Microsoft pone fin a las actualizaciones de Windows antiguos en ordenadores modernos

Microsoft cumple su promesa y corta las actualizaciones de Windows 7 y 8.1 que usen hardware moderno. Todo encamina a que la gente se mude a Windows 10.

Si tienes un PC nuevo Microsoft quiere que uses Windows 10

Microsoft

Microsoft llevaba unas semanas avisándolo y finalmente lo ha cumplido. Ha dejado sin parches a los equipos con procesadores Intel Kaby Lake y Ryzen en Windows 7 y 8.1. Esto fue anunciado el año pasado, pero hace unas semanas volvió a advertir de que este hecho se produciría pronto. Ahora sabemos con total seguridad que la medida comenzar a aplicarse para el próximo mes.

¿A quién afecta este cambio? Además de Kaby Lake y Ryzen, este cambio también afectará a algunos equipos con procesadores Intel de sexta generación (Skylake), aunque no a todos los modelos. Microsoft ha explicado que algunos fabricantes que se han comprometido a validar periódicamente las actualizaciones de Windows y así publicar controladores y firmware para Windows 10 en Windows Update.

Los procesadores Kaby Lake o con los nuevos Ryzen no deberían tener problemas para ejecutar Windows 7 y Windows 8.1. El problema puede venir con el uso de hardware de nueva generación. Microsoft no se hace cargo de solventar estos imprevistos ya que considera injustificable el gasto en este servicio. Así Microsoft se encamina a terminar con Windows 7, aunque es algo que no sorprende ya que el sistema operativo se encuentra en fase de soporte extendido. Y también con Windows 8.1 aunque todavía se encuentra cubierto por la política de servicio estándar que todavía debería seguir recibiendo actualizaciones y mejoras durante un mínimo de 5 años.

Pensaréis ¿a dónde quiere llegar Microsoft con estos cambios? Microsoft quiere que escojamos Windows 10 cuando nuestros ordenadores no traigan por defecto un sistema operativo preinstalado.

Fuente: Arstechnica

¿Todavía usáis Windows 7 y/o 8.1? ¿Os afecta directamente este cambio? Comentad vuestras impresiones en los comentarios.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *